Pueblos del mundo, Volumen I

sábado, 6 de junio de 2009

Hola amigos. Tras un tiempo sin escribir, vengo a ratear de nuevo por estos lares.
¿Sabéis en qué se parecen un tejón y un botijo? Yo tampoco, pero eso no importa porque hoy vengo a hablar de un pueblo ligado últimamente a la polémica: ¡los catalanes!

Está muy de moda ir berreando lemas como “Catalunya lliure” o “¡Visca Catalunya!”, reclamando la independencia como país. Los fundamentos en que se basan estos intelectuales son que Cataluña tiene historia, cultura, lengua y derecho civil propios. Analicemos estos puntos.

Estaba yo buscando hace tiempo información sobre el Reino de Cataluña, a ver qué clase de ratosis se extendía por allí, y no encontré nada. Y no, no es que sea un inútil buscando, ¡es que nunca ha existido tal reino! Del siglo XI al XV formó parte de la Corona de Aragón, siendo lo más parecido a un estado el Condado de Barcelona, donde gobernaba el Conde Berenguer, conocido mundialmente como “ese tío al que le petabas el bul con el Cid Campeador en el Age of Conquerors”. Luego formó parte de España, por mucho que sigan llorando.

Aquí tenemos dos obras maestras (?) de la literatura catalana


Analicemos ahora la cultura catalana. Tienen una bandera, un escudo, un día nacional, un himno, un baile típico, compositores, pintores, escritores… ¡anda! ¡igual que el resto de comunidades autónomas! Mención aparte se merecen los Castellers, fiestas donde un monton de tíos se suben unos encima de otros levantando una torre humana, con tal de no gastarse 20 euros en una escalera que sería más fácil. Eso sí, hay que reconocerle a ilustres catalanes inventos como los hilos de cobre (inventados por Jordi Vilafrànc y Andreu Font tirando de una peseta) y el amor (inventado por los catalanes para follar gratis).

¡Anem Josep! ¡Els vint cèntims del tejat ja casi són teus!


Por último la lengua catalana. No sé vosotros, pero yo no considero una lengua independiente al idioma castellano ligeramente tuneado: cambias la ‘ñ’ por ‘ny’, la ‘j’ por la ‘x’, las letras que de la gana por la ‘t’, suprimes algunas vocales y consonantes del final de las palabras y hablas como si tuvieras un mojón dentro de la boca y ahí tienes tu idioma catalán. Fácil.


Una chapuza regla del idioma catalá es cambiar cualquier letra por la t. Aquí tenemos un ejemplo, este ilustre catalán quiere hacer 'humor' pero no es más que un 'tumor'. Y es que desde que murió el gran Eugenio, las risas escasean por allí...


Mención aparte para el equipo de todas esas ratas independentistas: el Fútbol Club Barcelona. A la misma vez que proclamaba su presidente Juan Lapuerta (también llamado a Joan Laporta) la independencia de Catalonia, le preguntaron si en ese caso el barça tendría que jugar en la liga catalana (con equipazos como el Hospitalet, el Palamós o el Lleida) en lugar de la española. Su respuesta fue: “no, porque el barça es patrimonio de la liga española donde siempre ha jugado y tiene muchos seguidores en España”. O algo así. Claro hombre, a mí me gustaría tener un coche con la potencia de un ferrari, el diseño de un bmw y la fiabilidad de un mercedes, pero me jodo con un Citroen Xantia sin aire acondicionado.

Mès que una rat...


Y para terminar: ¿por qué a los catalanes les dicen polacos? Yo he oído 3 teorías:
-Porque los catalanes son tacaños como los judíos y en Polonia había muchos judíos
-Porque comparan cómo invadieron Cataluña (en la Guerra Civil) y Polonia (II Guerra Mundial) en 1939
-Porque a un catalán y un polaco se les entiende lo mismo cuando habla: nada.

¿Y vosotros? ¿Sabéis el por qué? ¡Espero vuestras teorías en los comentarios! Y si no lo sabéis, os lo inventáis, que para eso sois unas ratas…

8 comentarios

kAnEdA dijo...

Sublime miguelón. Lo de los castellers es uno de los mejores puntazos de todo el blog macho xdddddd.
Sobre la teoría de los polacos, yo pienso que es porque Polonía es el país cerca del que nos gustaría a todos que Cataluña estuviera realmente.

6 de junio de 2009, 16:36
Megmet dijo...

Muy bueno eso del amor...y lo del Mès que un rat es un puntazo xD

Mi teoria es por que son igual de odiados en España como fueron los judios por los nazis, es decir, viene implicada la tacañeria de la primera teoria pra justificar esta xD

Buena entrada sigue asi xD

6 de junio de 2009, 16:38
Anónimo dijo...

Clarmente es porque francos los exterminaba ahi de way al mas puro estilo de hitler muy weno xDD

6 de junio de 2009, 17:55
M.Master dijo...

jajajja muy weno tio jajaja

6 de junio de 2009, 18:04
-y de tapa, que pedimos? - de tapa cerveza, no?? dijo...

Inmenso, pero para cuando una entrada del pueblo más amado después de los entrañables judíos y los nunca suficientemente apreciados gabachos??, es decir los monos,digo gibraltareños

Seguro q Maik tiene datos y opiniones valiosas sobre los aspectos importantes de su idiosincrasia que compartir con el mundo.

Yo por mi parte lo espero con ilusión.

PD: Como sigais cerrando vuestro mercado os quedais solos, de ahí que no recomiende post sobre Mandril o las ratas andaluzas xD

6 de junio de 2009, 19:16
Maik dijo...

De los gibraltareños tomo nota, quizá algún día escriba algo, es un tema interesante. Y de Mandril no lo descartes...

6 de junio de 2009, 21:11
Anónimo dijo...

Se os olvida comentar la aportación de los catalanes a la Navidad: el "caganet", un pobre hombre con un apretón que ellos quisieron que figurase como otro más. y es que aprovechan hasta lo que sale por detrás!!!!

8 de junio de 2009, 20:18
Pedro Pruneda dijo...

Más razón que un santo, San Francisco Javier, por ejemplo. Que ¿quién era San Francisco Javier? Y yo qué sé, me servía pa la comparación y punten.

Te sigo porque vas dejando huella (y miguitas de pan, que si no...)Un abrazo y felicidades por tu blóssss

Ah, y un tejón se parece a un botijo en la jota U.U Que tenga yo que molestarme en venir desde Absurdilandia pa desentrañar el misterio....

9 de junio de 2009, 20:14

Publicar un comentario